Menu
Entrevista A Miss Anna

Entrevista a Miss Anna, maestra de 1º de Primaria

Los cambios que vemos durante este curso en los niños parecen casi “mágicos”.

Argentina de nacimiento, Anna cruzó el Atlántico con su marido y su hija pequeña en 2003 y comenzó su etapa valenciana dando clases a niños de 0-3 años en una escuela de educación infantil. Como tenía una reconocida trayectoria docente en su país, enseguida se interesó por los colegios de Valencia. Conoció Edelweiss -le atrajo especialmente su entorno natural y el enfoque bilingüe- y empezó a trabajar en 1º de Primaria en 2005. Desde el principio también le entusiasmó ser tutora de ese curso -no sólo la “profe” de inglés- para realizar un seguimiento integral de los alumnos.

Anna pone pasión y profesionalidad en su trabajo y le encanta la literatura y el teatro. Ambas disciplinas impregnan de alguna manera su labor docente, inculcando en los niños el amor por la lectura y desarrollando desde el principio sus habilidades comunicativas. Piensa que 1º de Primaria es un desafío y un paso muy importante para los alumnos. “Todavía son pequeños y hay que guiarles mucho para que aprendan de todo, pero a la vez hay que aprovechar que todo les interesa y que pasan al “cole de los mayores” con gran curiosidad, inocencia y frescura: es un curso puente a nivel madurativo, pues en Infantil aún son muy bebés y centrados en sí mismos. Ahora es cuando descubren a los demás, aprenden a ser más autónomos y a pedir ayuda. Son momentos claves para asentar las bases sólidas de su aprendizaje futuro”.

“Empoderar” a los niños

Preguntamos a Anna sobre los objetivos educativos que considera más importantes inculcar en los niños durante este curso y decididamente señala dos: la autonomía y aprender a trabajar en equipo. “Respecto al primero, este es un momento muy bueno para que aprendan a descubrir qué necesitan y pedirlo. Eso implica aprender a observarse, conocerse e identificar los problemas, para luego poder comunicarse. Por ejemplo piensan “no entiendo esto” o “no me dejan jugar”, y que sean ellos quienes tengan herramientas para encontrar una solución. Se trata de “empoderarlos”, como se dice ahora, para que sean autónomos y desarrollen una confianza en sus propias capacidades y acciones. Es entonces el momento de plantear el segundo objetivo señalado: aprender a abrirse y trabajar en equipos cooperativos, para conseguir entre todos unos objetivos que no podrían alcanzar solos. Descubren así la necesidad de escucharse, el valor del respeto y la ayuda mutua. Cuando a principio de curso explicamos estas metas a los padres, les parece muy difícil que siendo tan pequeños lleguen a alcanzarlas, pero luego es muy bonito ver el cambio. “¡Es casi mágico!”

Otro objetivo para este curso tiene que ver con el inglés: “hablo todo el tiempo en inglés y me entienden, aunque a algunos les falta dar el paso de lanzarse a hablar, pero también en esto hay un aspecto madurativo que tiene que ver con la edad. Ocurre como cuando hablamos a un bebé desde que nace. No esperamos que nos responda aunque nos damos cuenta de que va entendiendo… hasta que un día, más o menos a los 2 añitos, empieza a utilizar palabras y a comunicarse. Con el inglés ocurre algo parecido, sólo que un poquito más adelante. Ahora lo entienden todo -una prueba también de lo aprendido en Infantil- y además procuro usar el lenguaje corporal para asegurarme de que entiendan; y suele ser en 2º de Primaria cuando se nota un cambio más significativo y poco a poco se lanzan a hablar, algunos antes…

A lo largo de este curso también van aprendiendo las frases típicas para poder comunicarse: ¿me dejas el lápiz?, ¿puedo ir al baño?…” Una vez aprendidas, si dicen algo en castellano, hacemos como que no les entiendo y ¡es gracioso porque lo asumen como cierto! Entonces se ayudan entre ellos hasta encontrar la expresión adecuada, es muy divertido. Aprenden además rutinas básicas y pequeños hábitos de organización, organizar sus deberes, la merienda, etc.”.

En inglés la pronunciación es muy importante y Anna explica la utilidad del método Jolly Phonics, con el que van conociendo e identificando fonemas y sonidos, algo que les ayuda para pronunciar correctamente cuando leen. “Hago mucho hincapié en la pronunciación utilizando el humor: así se ríen cuando se confunde el significado de las palabras por no pronunciarlas correctamente; exagerando con los gestos, trabajando también los movimientos de la boca… Es gracioso ver cómo a veces en casa los niños corrigen a sus padres cuando fallan en la pronunciación y así aprenden juntos”.

La metacognición en el trabajo por proyectos

La “metacognición” generalmente se define como “pensar en pensar” y actividades como planificar cómo abordar una tarea de aprendizaje determinada, chequear la comprensión y evaluar el progreso hacia la realización de una tarea son típicamente metacognitivas. La metacognición desempeña un papel fundamental en un buen aprendizaje y el trabajo cooperativo por projectos es una de las mejores maneras de incorporar la metacognición en el aula. Los niños no solo aprenden el tema sino que también adquieren habilidades interpersonales importantes. Anna explica cómo desde que trabajan en grupos cooperativos ve mejores resultados, especialmente en razonamiento y pensamiento crítico.

Otros beneficios que Anna señala son la motivación, la participación activa y el aprendizaje a largo plazo. Esta metodología, que se está utilizando en todos los cursos de Edelweiss School, consiste en dar a los niños una tarea y trabajar juntos para completarla. Cada persona tiene responsabilidades y debe ayudar a completar la tarea; por lo tanto, el éxito depende del trabajo de cada uno en el equipo.

A Anna también le gusta utilizar las inteligencias múltiples para atender a cada estilo de aprendizaje en el aula (Lingüística ; Lógica/Matemática, Visual/Musical; Corporal/Kinestésico; Interpersonal; Intrapersonal; Naturalista). El uso de diferentes actividades posibilita que todos tengan oportunidad de aprender.

Proyecto “I love Reading” 

Aparte de los proyectos por trimestre, Anna ha desarrollado también un proyecto durante el curso que culmina con una mini Feria del libro. “Me apasionan el teatro y la literatura y trato de inculcarles el amor. La idea era que empezaran a leer los cuentos más conocidos o tradicionales e hicieran alguna actividad con los que íbamos leyendo. “El año pasado hicimos un concurso de carteles promocionando la Feria, en el que todos votaron y los ganadores obtuvieron un premio especial.”

Durante la semana pueden sacar libros y devolverlos, ¡a veces los padres se sorprenden de la capacidad de leer que tienen! Al final de curso pasado leyeron unos 60 libros y se los recomendaban entre sí, ¡estaban muy motivados!

 

El papel de los padres

“El papel de los padres resulta como siempre fundamental y a lo largo del curso tenemos tres tutorías con ellos. Son muy importantes porque nos interesa trabajar conjuntamente. Ellos también nos aportan una información muy valiosa porque explican cómo se comportan los niños en casa, y nosotros les referimos lo que vamos observando y trabajando en el aula. Especialmente al principio lo académico queda quizás en segundo plano y nos centramos sobre todo en los hábitos, la conducta, las actitudes… Pensamos que es lo más importante en esta etapa donde se asientan las bases de futuros aprendizajes. Es bueno también que los padres se den cuenta de que los procesos educativos son a largo plazo, y que los niños aprenden sobre todo no tanto por lo que les decimos, sino por lo que ven”.

¡Gracias Anna por pasar este rato con nosotros!

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Search